Páginas vistas en total

domingo, 24 de noviembre de 2013

BELEN 2011





                 

                                En el principio existía la palabra y la palabra era de Dios.                                                           Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.
   


                                       .
                                 En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres y
                                  la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la vencierón




                                       Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan.                                                                  Este vino para dar testimonio de la luz, para que todos                                                                    creyeran  por él. La palabra  era la luz verdadera que
                                 ilumina a todo hombre  que viene a este mundo.                                                                                       En el mundo estaba y el mundo fue hecha por ella, y                                                                 el mundo no  la conocío.  Vino a su casa y los suyos no la
                                 recibieron. Pero todos los que la recibieron les dio poder                                                                 para  hacerse hijos de Dios, a los que creen en su  nombre;                                                              la cual no nacío de sangre, ni de deseo de hombre, sino
                                que nacio de Dios.
                                        Y  la palabra se hizo carne y puso su Morada entre
                                nosotros y hemos comtemplado su gloria, gloria  que recibe
                                del Padre como Hijo unico, lleno  de gracia y verdad:

                                                                                                                    Evangelio San Juan.









 

  EL VERBO SE HIZO CARNE Y HABITO ENTRE NOSOTROS                           













No hay comentarios:

Publicar un comentario